¿Cuándo termina el trabajo part-time?

La Corte Suprema definió que las jornadas de trabajo de más de 30 horas semanales y menos de 45 no pueden pagarse con menos del sueldo mínimo.

El 30 de septiembre de 2014 la Corte Suprema dictó un fallo de unificación de jurisprudencia en materia laboral¹.

Revisémoslo:

El Poder Judicial ha corregido la omisión de los Poderes Colegislativos

Los trabajadores de la empresa Servicios generales Paseo Centro Centro, que prestaban servicios para Falabella Retail S.A., recibían un sueldo calculado en base al mínimo, dividido por la cantidad de horas mensuales en una jornada de 45 horas semanales, multiplicado por la cantidad de horas semanales convenidas. Luego, los trabajadores que tenían una jornada semanal de 40 horas, eran remunerados con un sueldo inferior al mínimo, proporcional a sus horas de trabajo.

El Sindicato N° 1 de Trabajadores de esa empresa demandó el sueldo y las cotizaciones previsionales ajustadas al mínimo legal, por considerar que ese prorrateo es contrario a derecho.

La causa llegó a la Corte Suprema, por la vía de recurso de unificación de jurisprudencia deducido por la empresa, y el Máximo Tribunal dio el favor a los trabajadores, sobre la base de los siguientes argumentos:

a) En materia de jornada, el legislador establece tres categorías: jornada ordinaria, jornada extraordinaria y jornada parcial.

b) Tratándose de jornada ordinaria de trabajo, de acuerdo al artículo 22 de Código del Trabajo, la ley fija un máximo posible de 45 horas semanales, pero no fija un mínimo, “de modo que las partes pueden convenir... un número de horas menor”.

c) Pudiendo ser, la jornada ordinaria, inferior a 45 horas semanales, “la única jornada parcial admitida por el legislador es aquella cuyo máximo es de 30 horas semanales” y que, “cuando de acuerdo al artículo 44 del mismo cuerpo legal, esta jornada se remunera con un sueldo no inferior al mínimo legal, calculado proporcionalmente en relación con la jornada ordinaria de trabajo, esta proporcionalidad se refiere únicamente a la situación allí descrita, esto es, a la jornada parcial”.

Luego, el sueldo mensual, para una jornada convenida de 40 horas semanales, no puede ser inferior al mínimo legal.

Creemos que la Corte Suprema unifica la jurisprudencia de conformidad al correcto espíritu del legislador en la materia, dado que (y pese a que no se señala en la sentencia), cuando el artículo 40 bis del Código del ramo señala que mediante la jornada parcial, el trabajador se obliga a laborar por un tiempo que no excede de dos tercios de la jornada ordinaria, lo que hace es señalar que la jornada parcial no puede exceder de 30 horas semanales, y luego, lo que está extramuros de las 30 horas de trabajo es, o jornada extraordinaria, pagada con un sueldo recargado, o jornada ordinaria, pagada con un sueldo no inferior al mínimo, sin que sea admisible cálculo proporcional.

En todo caso, no deja de llamar la atención el grave defecto legislativo, ya que, en los términos en que está redactado el artículo 22 del Código del Trabajo, ha de entenderse que la jornada ordinaria puede ser inferior a las 45 horas semanales, en circunstancias que en el artículo 40 bis, la voz –jornada ordinaria– se hace sinónima de 45 horas semanales.

En buena hora, la Cuarta Sala ha corregido el yerro de los Colegisladores.

¹ Rol CS: 4.005-2014, pronunciada el 30/9/14 por la Cuarta Sala de la Corte Suprema, integrada por los Sres. Ministros Carlos Aranguiz Z., Andrea Muñoz S., Carlos Cerda F., y los Sres. Abogados Integrantes Alfredo Prieto B. (redactor) y Arturo Prado P.